Hay dos tipos de personas en el mundo, los madrugadores y los nocturnos. Cada uno posee características específicas, lo cual no quiere decir que las personas nocturnas no puedan asumir hábitos de un madrugador o viceversa.

Hacer ejercicio por las mañanas es algo que la mayoría de gente alguna vez en su vida se lo ha propuesto, sin embargo, la mayoría no logran seguir adelante. Tendemos a decir frases como “voy a ir después del trabajo”, “ iré el fin de semana”.

¡Pero todas estas excusas tienen que parar!

Tu salud y tu bienestar físico son mucho más importantes que todas estas excusas. Saber los beneficios que obtendrás, por ponerte la alarma una hora antes te harán salir de la cama.

Estos son las 10 razones que necesitas saber para poder cambiar tu vida a una más activa y saludable.

  1. Se establece una pauta para el resto de tu día

Empezar las mañanas con una sesión de ejercicios te hará tener un mejor estado de ánimo, por lo que tendrás una felicidad extra antes de entrar a trabajar y estarás orgulloso desde primera hora porque antes de que tu día comience, ¡habrás logrado algo! ¿Cuántas otras personas pueden decir esto?

  1. Te motiva a comer de forma saludable

Ser consciente de las calorías quemadas aproximadamente en el ejercicio, te hará tomar las decisiones correctas para las comidas de todo el día y serás más propenso a optar por una opción saludable.

No te dejes llevar por el pensamiento incorrecto de comer mal, por el simple hecho de haber hecho ejercicio.

  1. Estarás más productivo

Esta actividad matutina te hará tener otra actitud y por lo tanto te hará ser más productivo en tu trabajo.

  1. Una vez que tu cuerpo se haya acostumbrado, podrás tener un mejor entrenamiento que si lo haces por la noche

Nuestros cuerpos están preparados para dar el máximo rendimiento hacia el mediodía, pero los estudios demuestran que una vez que tu cuerpo se acostumbre a entrenar por la mañana esta fuerza la obtendrás a primera hora.

  1. Despertar tu metabolismo

Tu metabolismo será amplificado y seguirá funcionando para permanecer en constante movimiento durante todo el día, lo que significa que seguirás quemando calorías después de terminar con tu entrenamiento.

  1. Ni siquiera necesitas salir de casa

Si tienes aparatos de gimnasio en casa, puedes utilizar una bicicleta o cinta a primera hora de la mañana para activarte. Así no tendrás por qué que pasar frío en la calle.

  1. En realidad te quedará más tiempo

Esta organización por la mañana te hará tener más tiempo libre después de trabajar.

  1. Te verás diferente

Un horario riguroso y por tanto un compromiso te hará tener una vida completa.

  1. Liberas el estrés y tu día es mucho más fácil

La liberación de tensión por la mañana, seguro te proporciona un día mucho más fácil y tranquilo en el que el estrés no tiene lugar.

  1. ¿Alguna vez has visto el gimnasio lleno a las 7 am?

Es difícil encontrar un gimnasio lleno de gente muy temprano por la mañana, por lo que se convierte en ideal para ti. ¡Di adiós a las esperas por los aparatos en el gym.

  1. Regulas el sueño

Despertarse temprano significa llegar a la cama temprano (con suerte). Al poner a tu cuerpo en una rutina de este tipo, tu ciclo de sueño, naturalmente tiende a estabilizarse.

  1. – Te obliga a tener una rutina

En un mundo en el que normalmente estás en estrés, tener una rutina es un soplo de aire fresco para tener una cierta estabilidad en tu vida.

Todo esto es lo que una rutina matutina te puede proporcionar, ¿te animas a darle un giro a tu vida?

¡Nos vemos en el próximo artículo!

Autor: Subz3ro