La apariencia del rostro es algo que nos preocupa a todos, no es un tema exclusivo del género femenino, tanto hombres como mujeres nos interesa lucir jóvenes y frescos.

Y no está por demás cuidar y prestar una atención extra a la salud de nuestro cutis, después de todo, el rostro es nuestra carta de presentación ante el mundo. Es necesario integrar a nuestra vida cotidiana una rutina diaria para su cuidado. Es importante que todos los días:

  • Realicemos una limpieza de nuestro rostro

 Por las mañanas y en especial por las noches, ya que nuestro rostro se encontró expuesto durante el día a contaminantes, polvo y otros agentes que envejecen y tapan los poros.  Usa agua tibia, jabón neutro y al finalizar aplica un tónico y crema hidratante.

  • Nunca olvides usar protector solar

Aplícalo las veces que sean necesarias durante el día. Ponerlo sólo por la mañana no protegerá de la manera adecuada, además si realizas ejercicio o sudas, es importante volverlo a utilizar.

  • Hidrata, hidrata, hidrata.

Usa una crema hidratante que vaya acorde a tu tipo de piel y nunca olvides beber agua.

Estos cuidados diarios te ayudarán a que el paso del tiempo no sea tan notorio, pero también es necesario recurrir de vez en cuando a profesionales y a tratamientos más profundos y efectivos para que tu rostro luzca lo mejor posible. Pero con todas las posibilidades que existen, marcas, mascarillas, tratamientos ¿cuál es la mejor opción?

El tipo de cuidado de cada piel dependerá de qué tipo de dermis tengamos, pero existen tratamientos básicos para lucir una piel radiante

1 Exfoliación

La exfoliación es una limpieza más profunda, necesaria al menos una vez al mes si tienes piel seca o hasta una vez a la semana si tu cutis es graso. El maquillaje, la contaminación y el polvo tapan los poros, provocando que el rostro no luzca limpio y aparezcan granos y puntos negros.

En el mercado existen diferentes exfoliantes para cada tipo de piel, pero si quieres o necesitas una limpieza verdaderamente profunda lo mejor es buscar tratamientos especializados para las necesidades de tu dermis.

2 Nutre

Los agentes externos como los rayos solares, smog, suciedad, cambios de clima, sumados a una mala alimentación, estrés, consumir tabaco o alcohol deterioran la salud de nuestra cara.  Consumir alimentos nutritivos, como pescados ricos en Omega 3, 6 y 9, cereales y semillas, así como beber suficiente agua ayudarán que nuestra piel se vea mejor, pero es muy difícil sortear los agentes externos.

Así que procura al menos una vez al mes aplicar un tratamiento que nutra tu piel hasta las capas más profundas y así evitar luzca marchita y apagada.

3 Un buen facial

Existen faciales rejuvenecedores, hidratantes, contra acné y muchas variantes más ¿lo ideal no sería un solo facial que te aporte todos estos beneficios?

El innovador Criofacial ofrece todos estos beneficios y más 

¿Cómo?

Durante siglos el frío se ha utilizado como secreto de belleza, ya que es un desinflamante natural, excelente para cerrar poros, además de que tonifica y reafirma tejidos. Gracias a los avances científicos y tecnológicos  se ha logrado llevar estos beneficios a un nivel más profundo.

Actualmente se utiliza vapor de nitrógeno líquido a muy bajas temperaturas, lo cual logra en 8 minutos de aplicación que tu rostro:

  • Reactive la producción de colágeno y elastina, proteínas responsables de que nuestra piel luzca joven, tersa y sin arrugas.
  • Excelente para secar brotes de acné
  • Aclara y disminuye manchas y cicatrices
  • Regula el pH. Para tener una piel hidratada, equilibrada y luminosa.
  • Cierra poros
  • Tu maquillaje luce mejor y dura más

Criofacial

Criofacial

Es importante siempre tener un cuidado de nuestro rostro y acudir a especialistas. Una buena rutina que inicias el día de hoy puede prevenir las arrugas y marcas del mañana.